resumen

Perspectiva

Se acaba el año ya, ahora, en un ratín. Por ahí salieron las listas de mejores lecturas, las reflexiones estadísticas, los propósitos para el 2018, los descubrimientos, las decepciones. No voy a ser menos, así que hoy os traigo un texto en torno a todas estas cosas: qué es lo mejor –y por qué no, también lo peor– que he leído durante este año, cuánto he leído… y si os parece, extraemos unas conclusiones.

Números y estadísticas

En 2017 he leído un total de 80 libros (más o menos: algunos no los he contado porque perdí la libreta en algún momento del verano y fui de memoria durante mucho tiempo). La primera lectura del año fue No es país para viejos (Cormac McCarthy) y la última, la actual y que no cuento, La última noche en Tremore Beach (Mikel Santiago). La última en la lista es en realidad Edipo Rey (Sófocles). De estos 80, hay un alto porcentaje de lecturas obligatorias (unas quince obras, tanto novelas como ensayística y no ficción; aunque las cifras no son exactas porque mi criterio es muy voluble). De lo seleccionado por mí hay casi una paridad absoluta entre autores y autoras (no llega a ser 50%, lógicamente, pero por ahí va la cosa). Ha sido el primer año que busco escritoras de forma consciente y se nota, puesto que ahora me surge solo el ir a buscar autoras femeninas puesto que he encontrado un nicho muy interesante que me gusta explorar. Cuando alguien me pregunta por recomendaciones, me salen nombres de ambos sexos, algo que antes me resultaba más difícil. Seguiré explorando este camino.

Vuelvo a la cifra absoluta: sigue siendo mayoritariamente novela, con nueve ensayos, seis libros de relatos y aproximadamente ese mismo número de obras de teatro y comics. Decepcionante. Me gustaría que fuese más equitativo, sobre todo porque disfruto muchísimo de la no ficción y del relato. El teatro me decepciona menos, puesto que he podido ver algunas obras representadas y me quedo con eso frente a su lectura.

En general he disfrutado de todas las lecturas, con algunas excepciones, claro está, y me alegro poder decir esto, pues creo que estoy afinando bastante el ojo lector poco a poco. Aunque estoy satisfecha de la cifra (¡es altísima!) sé de sobra que podría ser mucho más alta, puesto que tengo el tiempo y lo utilizo… mal, para que nos vamos a engañar. Esto se relaciona bastante con algunas de mis intenciones para el año que viene, que no son concretas sino generales y que versan sobre mis hábitos de lectura, más que nada.

Mejores lecturas del año

Elegir las mejores lecturas de un año tan magnífico me está resultando muy dificultoso. Dependería del día incluir unas u otras, tengo tan solo clara cuál fue la novela que más llegó a mi corazón, pero intentaré hacer una lista de 10 obras. No lo he conseguido. Van once. Se jodan. Sin (casi) orden ni concierto, mi selección (son todo novela menos un libro de relatos y un comic, es lo que tiene):

– No llores, pequeño de Ngũgĩ wa Thiong’o (de esta hablé aquí)
El cuento de la criada de Margaret Atwood (imposible no llorar)
– We Have Always Lived in the Castle de Shirley Jackson (una sonrisilla pérfida hecha novela)
– El lustre de la perla de Sarah Waters (drama victoriano lésbico para su deleite)
– Intrusos de Adrian Tomine (si Carver hubiese escrito cómic)
– La amiga estupenda de Elena Ferrante (ya os conté qué tal)
– No es país para viejos de Cormac McCarthy (o ‘el señor que siempre sabe dónde duele’)
– Interpreter of Maladies de Jhumpa Lahiri (una mirada agudísima sobre el vivir)
– Girl meets Boy de Ali Smith (a mí esto me dejó con los pelos de punta)
– It de Stephen King (relectura de una de mis novelas favoritas, leída a golpe de lágrima, con mucha emoción)
– La niña del faro de Jeanette Winterson (esta fue mi lectura preferida del año. Si tenéis que leer una de las obras de esta lista, que sea esta preciosa narración sobre las historias, la luz y el encontrarse a uno mismo gracias a la ficción)

(Ahora, un minuto de silencio para el resto de obras que no son tan ‘magníficas’, pero que lo son mucho y se han quedado sin aparecer en la lista. Os quise y os querré siempre, Kate Chopin, Rebecca Solnit, Joe Hill, Nieves Delgado, Anna Starobinets, Mercé Rodoreda, Laura Lee Bahr, autoras de Dark Fantasies).

Peores lecturas

(Esto es más fácil)
History of Wolves de Emily Fridlund (intentaría argumentar las razones, pero es que me aburriría tanto como leyendo esta sinsorga sosa y plana)
– El exorcista de William Petter Blatty (pobre ejecución de una idea genial, como os conté aquí)
– También esto pasará de Milena Busquets (una visión sobre el duelo que no me fue nada grata)
– La conquista del aire de Belén Gopegui (nunca nadie fue tan pedante hablando del ennui del pequeñoburgués rojeras y baby-boomer)

Para el año que viene

Uno de mis principales propósitos es lograr asiduidad en este blog. Conseguir alcanzar una frecuencia alta de publicación sería para mí fantástico. Para ello, pues lo de siempre, se me hace necesaria una mejor organización. También quiero aprovechar las rachas de tiempo en la que a una le apetece leer tanto o más que vivir para leer todo lo que pueda, puesto que me es tan absurdamente fácil estancarme en un libro.

Por otro lado, me gustaría combinar tres objetivos de lectura. Por un lado, leer más ‘fondo de estantería’, es decir, clásicos y narrativa contemporánea elemental; por otro, continuar con la exploración de lo diverso de la literatura, seguir leyendo a autores y autoras ya conocidas e investigar nuevas caras por ahí, es decir, salir investigando. Por último, quiero comenzar a hacerme una idea de la literatura italiana. Leer a Elena Ferrante supuso un momento maravilloso de mi año, dando un pistoletazo de salida a mi retorno a la lectura voraz. Al mismo tiempo estoy estudiando el idioma, comencé este curso, y me gustaría leer obras del país (o del ámbito lingüístico) para conocer la cultura, hacerme a la forma, etc. Tengo algunos nombres apuntados pero si queréis recomendarme cualquier otro, bienvenido sea.

Tengo algún que otro propósito más particular (leer esto, leer aquello, leer x cosas, etc.) pero ese tipo de concreciones me las guardo para mí, que son personales.

¡Feliz año y nos leemos en 2018!

Anuncios

2 comentarios sobre “Perspectiva

  1. ¡Hola Sara! Hace mucho tiempo que sigo tu blog, pero no atrevía a comentar. En fin, espero que este 2018 sea un año lleno de lecturas, malas o buenas, a veces de lo malo se sacan buenas experiencias jejeje Decirte que tu blog me inspira muchísimo, ya que actualmente estoy teniendo una transición en mis lecturas, pasando de lo YA/juvenil a otros estilos, géneros y subgéneros, así que he tomado apuntes de algunos de los libros que mencionaste en tu lista de mejores.
    Espero que estes muy bien, saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Jolín, ¡qué ilusión! ¡Muchas gracias por todas las palabras bonitas! (Y de no atreverse nada, mujer, aquí estamos para pasarlo bien :P)
      Me alegra que tomes nota de algunas de mis recomendaciones. Creo que todas son excelentes, la verdad, así que espero que te gusten. Ya me dirás si lees alguna de ellas 🙂 Brindo por un 2018 sembrado de buenas lecturas para ambas y, como tú dices, alguna peor, que nunca está de más aprender un poco jaja.

      ¡Un saludo!

      Me gusta

¡Gracias por comentar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s