crítica

‘Quédate conmigo’ de Ayọ̀bámi Adébáyọ̀

Akin, ¿quién te cogerá hoy de la mano si lloras en silencio?

quedate conmigoUno de mis temas predilectos en la ficción es la maternidad. Me interesan todos los distintos tratamientos que se le da a este ámbito: a priori, un libro cuyo eje es la maternidad me llama la atención. Así que cuando hace un tiempo John (el autor de Bienvenida Narrativa, uno de los mejores blogs literarios de la actualidad) propuso leer Quédate conmigo, una de las últimas novedades de Gatopardo, no dude en unirme. Por unas y otras causas no pude reseñar el libro a tiempo, pero aquí os traigo un texto sobre él.

Quédate conmigo (Stay With Me, 2017) es la historia de una pareja nigeriana sin hijos, Yejide y Akin. Cuando la familia de Akin le encuentra una segunda esposa para lograr la tan ansiada concepción, Yejide lucha todo lo posible, con todos los recursos a su disposición, para convertirse al fin en madre. Este es el conflicto, la base: la mujer necesita pasar de la no madre a la madre. Lo cierto es que la trama me parece muy atractiva y bien llevada. Pasan, tal vez, demasiadas cosas para mi gusto, pero no llegan a parecer forzadas dentro del argumento general. Los giros argumentales, los virajes bruscos en la historia, resultan convenientes y naturales: el artificio no me ha resultado molesto sino, por el contrario, adictivo e ingenioso.

Es, por otro lado, la escritura lo que no ha terminado de convencerme del todo. Aunque Adébáyọ̀ me parece una muy buena autora, con mucha capacidad de desarrollo (la habilidad que tiene para presentar y enganchar un tema tras otro es de las grandes), se nota que se trata de una primera novela. Los sentimientos en la novela son arrolladores y, tal vez por estar narrada en primera persona, la prosa se empapa de esto. La forma del texto es demasiado airada, demasiado rabiosa, y esto acentúa su brusquedad sin aumentar su potencia. Cuando Adébáyọ̀ deja de lado esta rabia, en cambio, se observa un magnífico tratamiento de los temas y una gran prosista con mucha destreza formal. Por otro lado, me parece muy interesante la estructura textual, que combina hábilmente narradores y tiempos, lo que suaviza algo de la ira narrativa gracias a la combinación de las perspectivas de los personajes.

Una de las características más atrayentes de la novela es el “telón de fondo de la Nigeria de los cambios sociales de los ochenta”. Si buscas aprender en este sentido, permitidme que os disuada: en Quédate conmigo no se producen más que menciones puntuales al elemento contextual, que aparece como integrado en el texto de modo muy correcto. En una época de gran inestabilidad política y de profunda inseguridad para la ciudadanía, el logro de Adébáyọ̀ está, sin embargo, en reflejar de forma explícita y concienzuda la ruptura entre la Nigeria más tradicional y las personas que son Yejide y Akin. Esto se refleja en la visita que ella realiza a una suerte de chamán en su búsqueda de la concepción, y es uno de los aspectos más interesantes y clave de la obra esta idea de la tradición como ya finalizada y la consiguiente pregunta: ¿qué hacemos si ya no hay una base de tradición, de historia a la que aferrarnos?

Y no quería terminar sin mencionar a los vibrantes personajes de esta novela, porque son singulares y una producción impecable. Están trazados a la perfección para ayudar a Adébáyọ̀ a mostrar todo el dolor, la tristeza, la soledad y el silencio que pretende comunicar. Y es que, para mí, este libro no habla tanto de la maternidad (que lo hace y muy bien, o más bien de la no maternidad) como de la falta de comunicación, de los silencios que se producen entre los personajes y que emanan a la prosa de un modo muy inteligente y audaz. Se me rompía el corazón observando las traiciones, los lamentos que causaba la separación de cada uno de los personajes en una pequeña esfera aislada.

En fin, me ha gustado mucho. Me parece una buena novela, pero más una muy buena primera obra que me deja ver a la magnífica narradora que será Adébáyọ̀ en el futuro. Me ha ganado con el tratamiento de temas frágiles, con la sensibilidad en la selección de estos, con los personajes. Por muy cursi que suene, la novela se ha quedado conmigo todo este tiempo y más se quedará.

(Gatopardo ediciones, 2018. Traducción de Irene Oliva Luque. 336 páginas)

PD: El texto sobre Quédate conmigo lo escribí al completo ayer y se borró él solo. Esto es un palimpsesto en el que hay trazas del original, del que estaba mucho más orgullosa. Pero aquí queda este no tan lúcido intento, sin las citas que quería poner porque no tengo el libro.

PD 2: No dejéis de leer esta entrada de John con una breve e interesante entrevista a la autora. Muy recomendable.

Un comentario sobre “‘Quédate conmigo’ de Ayọ̀bámi Adébáyọ̀

¡Gracias por comentar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .