la nada

Joyce Carol Oates (I): Introducción #AdoptaUnaAutora

Como ya sabéis, gracias a la iniciativa Adopta una autora este año en El papel amarillo estaremos leyendo a Joyce Carol Oates, la prolífica autora estadounidense. Pensando en qué hacer para la primera entrada, me topé con una enorme piedra en el camino: la época de exámenes. Así que, pese a mi inicial intención, me veo obligada a dedicar estas primeras líneas a presentaros a la autora en su totalidad, para poder dedicarme a entradas con mayor interés (al menos para mí) en cuanto acabe mis obligaciones estudiantiles.

Joyce Carol Oates nació en 1938 en Nueva York. Actualmente retirada a sus casi ochenta años, trabajó gran parte de su vida como profesora de literatura creativa en Princeton (y anteriormente en Ontario y en Texas). Desde la publicación, en 1963 y 1964 respectivamente, de su primera colección de relatos (By the North Gate) y novela (With Shuddering Fall), la autora no ha parado de escribir. No es broma: en la Wikipedia inglesa se citan 45 novelas (la última, A Book of American Martyrs, se publicará este 2017), más 11 que escribió bajo dos pseudónimos; 39 libros de relatos; 11 novellas (relatos largos o novelas cortas). Por no hablar de los ensayos, el teatro, la literatura para niños y jóvenes, la poesía (aquí tenéis dos poemas, ‘This Is The Season‘, que también podéis escuchar, y ‘Too Young To Marry but Not Too Young to Die‘, y su trabajo como reseñadora para algunas publicaciones, sobre el que hablaré más adelante. Creo que os hacéis una idea de su tremendísimo, casi inabarcable, trabajo.

En 1961 se casó con Raymond J. Smith, tumblr_lj5m5e0vie1qiu5e6o1_4001compañero suyo de universidad: esto os lo cuento porque fue con él con quien fundó la revista literaria Ontario Review en 1974. Esta revista, cuyo objetivo era crear una suerte de puente intercultural entre las literaturas canadiense y estadounidense, funcionó hasta la muerte de Smith en 2008. Podéis leer todos los números de la revista en esta página web de la universidad de San Francisco. Un par de sugerencias: estas tres reseñas escritas por Oates y Baby, un relato corto de la autora. Por supuesto, este material está en inglés.

Oates no es solo una escritora prolífica y muy productiva, que escribe muchísimo de una forma casi religiosa (‘Puedo escribir durante todo el día. No es como si me sentara a escribir y fuese extraordinario. Es lo que hago‘ [2]). Si echamos un vistazo a su bibliografía, nos damos cuenta de que la temática es muy interesante. Aunque haya escrito obras de numerosos géneros, parece que su preocupación suele estar relacionada con la pérdida de la inocencia, el despertar frente al mundo, las situaciones terroríficas y terribles de la vida real, las mujeres en relación con el mundo (3). ‘El terror es un hecho de la vida’, dijo en una ocasión, ‘y como escritora me interesan todas las facetas de la vida. Como Lovecraft dijo, el terror mayor y más viejo que existe es el que se da hacia lo desconocido. La literatura gótica o de terror es la más imaginativa de todas, por su obvia relación con la lógica irreal de los sueños’ (1). Leyendo esta cita, vamos comprendiendo un poco de qué va la cosa. En sus historias, encontramos una serie de elementos que, en muchas ocasiones, aportan un tono terrible al relato.

jco-pic-1Me gustaría poneros el ejemplo de Where are you Going, Where Have you Been (3), porque es casi lo único de ficción que he podido leer con tiempo y con una inversión de cabeza adecuada. Si hacéis click en el título, os llevará a una página donde podréis leerlo. Creo que es una historia que encaja bien con la cita que os inserté en el párrafo anterior. Hasta cierto punto, no parece haber en el relato nada que se salga de la realidad: presenta un personaje, presenta el conflicto, el conflicto se hace mayor, tememos por el personaje, incomoda, queremos que acabe. Creo que no es difícil ver la situación narrada como una situación de puro terror agónico: la reacción, ligeramente histérica, de la protagonista es bastante clara en ese aspecto. Sin embargo, hay una serie de recursos narrativos en la historia, una serie de símbolos, por así decirlo, que hacen que el lector dude en todo momento con respecto de la realidad de la secuencia final. Toda la conversación con Friend tiene un tono empañado y pese a la elección de vocabulario, que hace la lectura muy desagradable, no se llega a saber si se trata de un sueño o de una situación real. Tiene, como diría ella, ‘la lógica irreal de los sueños’.

Como gran interesada en el terror (tanto en literatura como en cine), considero muy interesante que una autora así tenga esta perspectiva del género tan humana. Creo que es lo que más me llama la atención de su obra, sobre todo porque el relato que os comento me resultó fascinante. Sin embargo, y pese a toda su obra, una vez te pones a investigar a Oates descubre que no es solo una gran autora, sino que es, además, una excelente y ecléctica lectora. Se ve cuando habla de sus influencias (cuando dice, por ejemplo, que le gustaría estar influenciada por Poe pero que en realidad es más de Kafka). Es fácil encontrar, también, entrevistas en las que hable de libros (qué lee, cómo lee, cuándo lee, en qué postura y ese tipo de cosas que tanto os gustan a algunos); os dejaré los enlaces de varias más abajo (4, 5, 6).

Yo ahora mismo estoy leyendo Mágico, sombrío, impenetrable (2014), a sorbitos a causa de los exámenes, pero disfrutando mucho. Me gusta cómo presenta las cosas, de una forma un tanto pausada, y me gustan los diálogos. Ya veremos cómo sigue la cosa. Os iré contando más adelante.

Fuentes / enlaces interesantes:

(1) Joyce Carol Oates: The Gothic Queen
(2) The Writing Life Of Joyce Carol Oates
(3) Q&A With Joyce Carol Oates
(3) Celestial Timepiece
(4) Joyce Carol Oates’ 10 Favorite Books
(5) Joyce Carol Oates: By the Book
(6) Interview with Joyce Carol Oates – The Boston Globe

Anuncios
la nada

Proyecto #AdoptaUnaAutora

Como supongo que la mayor parte del público de esta web ya sabrá, en octubre un grupo de blogueras organizó un proyecto para dedicar el mes a la lectura exclusiva de autoras. No me apunté en su momento aunque todo este año llevo intentando darle preferencia a la lectura de escritoras de mi estantería (y a la compra de obras escritas por mujeres también), así que un poco de relación si tuve. Tras esta iniciativa, que al terminar el mes se extendió como una campaña general (en twitter #LeoAutorasOct y más tarde #LeoAutoras), Carla, de Fábulas estelares, creó el proyecto Adopta una autora.

¿En qué consiste este proyecto? A grandes rasgos, cada persona elige una autora y durante 2017 se dedica a reseñar su obra, realizar investigación, dar visibilidad… implica algo más que este breve resumen, claro: la entrada original de Carla resolverá todas vuestras dudas (ahí podéis encontrar también la lista de autoras adoptadas y el formulario para inscribiros si gustáis). La autora que yo seleccioné, tras darle muchas vueltas al asunto, es Joyce Carol Oates.

joyce_carol_oates_by_marion_ettlinger_hires

Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938), autora, editora, crítica, profesora, dista mucho de ser una autora precisamente desconocida. Sin embargo y aunque goza de reconocimiento a nivel internacional, es una de esas autoras a las que se da por sentadas. Si bien todo el mundo la conoce, bastantes menos son quienes la han leído. Me incluyo. Y con la extensísima obra que tiene editada (flipad), me resulta esto bastante desalentador. El año pasado tuve la oportunidad de leer en una asignatura de la carrera el relato ‘Where Are You Going, Where Have You Been’ (dentro del libro del mismo título) y me encantó. El tema que trataba me resultó muy interesante y la forma de ponerlo en escena también me pareció fantástica. En ese momento Oates se hizo un hueco en mi apretada lista de futuras lecturas y, cada vez que encuentro más información acerca de su obra, la necesidad se acentúa. Así que tengo muchas ganas de ponerme a trabajar y a investigar acerca de esta prolífica autora. Aún no sé qué voy a hacer exactamente y cómo voy a organizar mi aproximación, pero en cuanto sepa más, os iré contando.

la nada

Propósitos para el 2016

El comienzo de un nuevo año es significativo. Estoy convencida de que todos, de manera inconsciente algunos, pasamos los últimos días de cada diciembre pensando en qué cambiar y qué mantener a partir del mes siguiente; que mientras hacemos el brindis con el champán empezamos a elucubrar sobre los propósitos; que nos encanta planificar el año desde el primer momento. Sin embargo es de sobra conocido lo que les pasa a estas ideas maravillosas: se las lleva el viento. Escribirlas ayuda, es cierto, y colgarlas en la red ya ni os cuento, para que por lo menos el primer mes la cosa vaya por buen camino. Pues helos aquí, mis propósitos para este 2016.
1) LEER A MUJERES
La idea surge de la entrada de Mariano Hortal, que se ha propuesto que este año sea el de las mujeres. A mí me resulta imposible (por las lecturas para la web en la que escribo y para clase) pero me llamó muchísimo la atención la idea. Parece una tontería, pero el año pasado la cantidad de libros escritos por mujeres que leí fue mínima. “Ya, es que yo no me fijo en el escritor sino en el libro“, ya, me alegro, pero yo me estoy fijando ahora y tampoco te he preguntado. Pretendo evitar esa enormísima carencia de libros escritos por mujeres en mi haber mental y literario. Tengo ya una lista de autoras pendientes, comenzando con Flannery O’Connor (ya os hablé de ella): Sarah Waters, Joyce Carol Oates, Alice Munro, Ana María Matute, Belen Gopegui. Y más, claro. Ya os iré enseñando y por supuesto, estoy abierta a recomendaciones, que nunca son demasiadas y me encanta eso de abarcar muchísimo y no apretar nadita.
Y a explorar lo inexplorado (estoy muy entusiasmada con este propósito, la verdad). 
2) GÉNEROS NUEVOS
Este año es el definitivo: el que, esta vez sí, retomo la ciencia ficción y la fantasía (#risa). Me interesa moverme entre los géneros que aún no he probado, me queda mucho por leer y qué mejor manera que seguir un poco una cohesión genérica entre las lecturas. Quiero leer: novela negra (que me da mucha pereza, ya sabéis, pero me he levantado hoy comprometida con esto de leer), ciencia ficción y fantasía (ya, guapa) y terror terror terror (en vena y porque tengo un problema). De la romántica ya me olvidé para siempre, me parece a mí.
3) LO DE CASA
Además estoy interesada en ir leyendo lo que tengo en casa. Comprar libros es absurdo si no se leen, y tengo cosas en la estantería desde hace más de dos años. Este es el definitivo en el que me he hecho una lista de la que iré sacando los títulos: si no me apetece leerlo en ese momento y no me ha apetecido en dos años -muchos son de literatura juvenil que ya no me atrae- lo dono a la biblioteca y sanseacabó (es posible que tenga más de 80 títulos sin leer en mi habitación de casa, lo cual me parece flipante: ¿de dónde saqué yo tanto dinero?).
4) DIEZ NOVELAS PARA UN AÑO
Por último: planeo hacer una lista de diez novelas concretas para leer durante este 2016. Son libros que siempre he querido leer pero que voy aplazando por X o Y razones y que me apetece bastante leer de una santa vez. Recomendaciones de estas que se han convertido ya en una letanía, libros de esos que Todo El Mundo Ha Leído Menos Tú, Tía, etcétera. Son los siguientes:
LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES/Stieg Larsson 
(si me gusta, los siguientes, aunque ya me han dicho que el bueno es el primero)
UNA VACANTE IMPREVISTA/J. K. Rowling
LAS LUMINARIAS/Eleanor Catton
A BRIEF HISTORY OF SEVEN KILLINGS/Marlon James
ATONEMENT/Ian McEwan
(¿son las primeras 100 páginas de lo más mágico que leí en 2015?)
LOS DETECTIVES SALVAJES/Roberto Bolaño
LA SUBASTA DEL LOTE 49/Thomas Pynchon
HABLEMOS DE LANGOSTAS/David Foster Wallace
EL JILGUERO/Donna Tart
LAS CORRECCIONES/Jonathan Franzen
Aparte de esta selección –que para el que me conozca y hable conmigo tampoco tiene demasiada complicación, la verdad– tengo la intención de retomar la lectura de los ganadores y nominados de los distintos premios literarios del mercado (no, el planeta no), instaurar una cierta metodología en mis lecturas, aprobar los exámenes, tener una dieta equilibrada, salir a correr, controlar mis finanzas y… eh… qué pereza da empezar año, madre mía, dejémoslo ahí…
https://vine.co/v/eL6x5dlgJQ6/embed/simple<script embed.js="" https:="" platform.vine.co="" scripts="" src="https://platform.vine.co/static/scripts/embed.js“>
(saludos de mamarracha)
la nada

Escribo en Libros Prohibidos

Aquí en este blog no lo había dicho, pero resulta que desde hace un par de meses escribo en la página web de literatura Libros Prohibidos. Hago lo mismo que aquí, pero con otros libros, y como publico de vez en cuando, no se me había ocurrido avisar de que también podíais leerme en el otro lado. La página está muy bien y es muy recomendable, por si no la conocíais. De todas formas, he pensado en poner aquí la lista de libros (por orden temporal, así veis lo mucho que voy mejorando) de los que vaya escribiendo allí y así quien esté interesado tiene fácil acceso. Meras ganas de ordenar el blog son. 

(…) tras una dura lectura, el final da al lector la oportunidad de mirar desde otra óptica. ¿Quizás sí sea posible ver la luz y no la oscuridad, redondear el alma para que no sea la de un ciprés? No lo sé, ahí entra ya el modo de cada lector, la perspectiva que se tenga y lo mucho que le haya influido el pesimismo vital de Pedro.

Seda, Alessandro Baricco

No es una novela que me parezca recomendable, aunque le puedo reconocer ciertas virtudes y veo lógico que sea tan famosa. Entretenida, mona, muy visual, se lee en dos momentos. Pero no tiene, ni de lejos, el componente emocional que yo esperaba encontrar.

Tombuctú, Paul Auster

(…) no sé qué estaba pensando el autor a la hora de escribir un libro tan básico. No considero que sea una mala novela, puesto que resulta agradable de leer, pero tampoco buena, puesto que la noto vacía de contenido al realizar el posterior análisis.

la nada

Leemos el Man Booker 2015

El esperpéntico Comité de Libros Chungos (conformado por sub_zero, Alex, Pablo, Anna y la que escribe) vuelve a reunirse hoy, tras una larga temporada sin lecturas conjuntas (imaginamos que la expectación era tremenda). Como es natural, no ha hecho falta más que unos minutos de parlamento para llegar a una conclusión: no se podía esperar a septiembre para volver a leer un libro del Project. Había que leer algo ya. Algos, a ser posible. ¿Y qué mejor para ello que crear una suerte de reto de lectura de la longlist del Man Booker* de este año, anunciada la semana pasada?
Hay trece novelas en la lista, cada uno de nosotros va a leer y escribir una crítica en su blog de (por el momento, claro) dos o tres de ellas… y nos sobran unas pocas. Si alguien se anima a participar en esta lectura maratoniana con reseñado un poco menos maratoniano, siempre será bienvenido a ello. A leer lo que sea, a comentar lo que sea por cualquier red social en la que se quiera y sobre todo a generar debate, que es lo que nos mola aquí (también vamos a hacer porra del ganador, pero somos más malos que la quina, se ve en nuestras predicciones del Nobel del año pasado). La lista, con enlaces:

-Did You Ever Have a Family – Bill Clegg (Goodreads)

  • Alex

-The Green Road – Anne Enright (Goodreads)

  • Sara

    -A Brief History of Seven Killings – Marlon James (Goodreads)
    -The Moor’s Account – Laila Lalami (Goodreads)
    -Satin Island – Tom McCarthy (Goodreads)

    • sub_zero
    • Pablo

      -The Fishermen – Chigozie Obioma (Goodreads)

      • Sara

        -The Illuminations – Andrew O’Hagan (Goodreads)
        -Lila – Marilynne Robinson (Goodreads)

        • sub_zero

          -Sleeping on Jupiter – Anuradha Roy (Goodreads)

          • Alex
          • Pablo

            -The Year of the Runaways – Sunjeev Sahota (Goodreads)
            -The Chimes – Anna Smaill (Goodreads)

            • Pablo 

              -A Spool of Blue Thread – Anne Tyler (Goodreads)

              • Sara

                -A Little Life – Hanya Yanagihara (Goodreads)

                • sub_zero
                • Pablo

                  *la/el longlist de un concurso de literatura es la selección que hace el jurado de dicho premio, en este caso conformada por 13 elementos, que luego se reducen a una lista más corta para luego elegir un ganador de esta.
                  la nada

                  Un comienzo

                  (he escrito y borrado las primeras líneas de esta entrada varias veces en la última hora para acabar decantándome por la primera opción. Os pido paciencia)


                  Las primeras entradas de los blogs siempre son complicadas de hacer. Qué digo, qué hago, qué cito, por dios, mira que con la de libros que tengo a la espalda no ser capaz de poner aquí algo bonito dice ya mucho, qué vergüenza. Para qué, si realmente al final no son esas ni las importantes ni las que se van a contar entre las más leídas. La razón es, supongo, la misma que la que nos hace tardar media hora en escribir un correo de tres líneas para una profesora que tardará tres segundos en leerlas. ¡Encima una entrada en un blog, que no te juegas una nota ni nada!


                  (a esto de arriba lo llaman flujo de conciencia o ponerse a escribir y decir bobadas)


                  Llevo en Internet escribiendo sobre libros desde 2009. Antes en un blog de literatura juvenil que poco a poco se fue transformando a medida que mis lecturas cambiaban y evolucionaban. No cambiaba solo el blog, sino también yo y mi forma de leer y hablar de libros, y desde hace un tiempo quería clausurar esa etapa para iniciar una nueva. Empezar desde cero otra vez. De ahí surge El papel amarillo, de la necesidad de dejar atrás lo viejo para que deje de ser un lastre. El único objetivo es escribir, hablar sobre libros, aprender (la clave es lo de “único objetivo” porque en realidad los tres se pueden reducir al último). Para saber qué libros suelo leer, podéis mirar mi perfil en Goodreads. El título del blog viene de un relato de ‘terror’ de Charlotte Perkins Gilman (The yellow wallpaper; que ha sido traducido al español como El empapelado amarillo, El papel de pared amarillo, El papel pintado amarillo… y en la edición que leí yo, El papel amarillo). No solo es uno de mis relatos preferidos por la angustia y el dolor que transmite, sino que además cuenta con un mensaje muy interesante con respecto a la liberación de la mujer, siendo Perkins activista del feminismo. Podéis leer aquí la versión original y aquí una traducción que a mí personalmente me parece demasiado arcaica, pero es la única que he encontrado.


                  Nada más por el momento. Ya nos iremos leyendo.